Un comentario para “MIRADA DE GATO”

  1. Con unos hechos históricos de primera magnitud como telón de fondo, el lector de “Mirada de Gato” se encuentra frente a los dos personajes que Verónica Martínez Amat ha convertido en principales actores de una trama potente pero tierna, plena de una sensualidad que pese a no estar exenta de erotismo nos expone con fina y delicada mano envolviendo con ello, de manera más agradable y sutil, la atención de éste, que, inevitablemente, ha de caer rendido/a ante la exposición de los devenires de la existencia de Blanca y Gonzalo de Tella, una pareja que nace en tiempos convulsos.
    Romántica, histórica, dos definiciones para un libro en el que los valores humanos adquieren entidad, línea a línea, de la mano del afecto.

Escribe un comentario: